Cómo borrar fotos de Google. Lucha contra el Revenge Porn

buscador-googleGoogle ha anunciado que permitirá el borrado en sus resultados de búsqueda de las imágenes de carácter íntimo que compartan terceras personas por motivos de venganza. De este modo se pone serio ante lo que se conoce como Revenge Porn o porno por venganza.

Tal y como ha señalado Amit Singhal, vicepresidente senior del buscador Google, cada vez son más las peticiones que llegan a ellos referentes a imágenes de carácter íntimo e incluso sexual que han sido colgadas por parejas o exparejas como forma de venganza. En muchas ocasiones estas imágenes son colgadas en sitios de Sextortion que piden una recompensa para que sean eliminadas.

En Google aunque están a favor de mostrar todo lo que se encuentra en la red, consideran que este tipo de material responde a una práctica denigrante que va en contra de la intimidad de las personas, por ello, va a permitir que todos aquellos que hayan sido extorsionados y cuyas imágenes íntimas han sido divulgadas en los resultados de búsqueda, que tengan derecho a que estas fotos sean borradas de Google.

El buscador se ha comprometido a facilitar la eliminación de sus resultados de todas aquellas imágenes de desnudos o con contenido sexual explícito. Al igual que ya lo hace con las informaciones y datos personales. En los próximos días estará disponible el formulario para pedir la eliminación de este tipo de porno por venganza.

Desde Google señalan que las imágenes serán borradas de sus resultados de búsqueda, pero no pueden eliminarlas de la fuente original. Sólo dejarán de mostrar dichos enlaces en su buscador.

Desde Bórrame os recordamos que la divulgación de imágenes íntimas está regulada por la Ley de Protección de Datos (LOPD) y se considera un delito, ya que son consideradas datos personales y por tanto su publicación debe contar con el consentimiento del interesado. Nosotros podemos ayudarte a hacer que desaparezcan no solo de Google, sino también de la web donde han sido publicadas. Pídenos presupuesto sin compromiso.

DuckDuckGo, un buscador que no te vigila

En muchas ocasiones os hemos hablado de las políticas de privacidad de algunos buscadores como Google, mucho más preocupados por ofrecer una experiencia de búsqueda personalizada para cada usuario que por cuidar de tus datos. Si queréis que vuestra búsqueda sea totalmente privada, la solución es utilizar DuckDuckGo.

Buscadores como Google, Bing, Yahoo… para poder ofrecer una experiencia personalizada de búsqueda a sus usuarios, rastrean la actividad de éstos en Internet, con el fin de conocer qué gustos, necesidades, páginas visita… y así ofrecerle entre otros servicios lo que se conoce como publicidad y resultados a la carta. Sin embargo, DuckDuckGo no recopila y lo que aún es más importante, no comparte con terceros la información personal de sus usuarios.

duckduckgo

En DuckDuckGo nos explican cómo los buscadores rastrean y ceden datos a terceros sobre nosotros. Así, a la hora de hacer una búsqueda, nuestra actividad (resultados que visitamos, términos de búsqueda, localización…) no se queda únicamente para el conocimiento del buscador, si no que éste lo comparte con los sitios seleccionados para esa búsqueda, que saben así de primera mano, cómo hemos llegado a ellos y qué nos interesa, de esa forma pueden ofrecernos información que nos atraiga.

Cuando usamos el buscador DuckDuckGo, los sitios seleccionados en nuestra búsqueda no son conscientes de los términos de búsqueda que nos han llevado a ellos. A la hora de navegar de una forma más privada podemos utilizar también protocolos de seguridad como los https que encriptan la información y no envía los términos de búsqueda a las webs, también puede utilizarse un proxy como Tor que asegura comunicaciones anónimas y seguras.

Otro de los problemas para la privacidad del usuario en los buscadores como Google es la posibilidad de que no sea anónimo. Cuando realizamos nuestras búsquedas en Google quedan almacenadas en el historial. Cada búsqueda se refleja en fecha y hora y se asocia a un ordenador. De este modo con sólo estos tres datos, se puede llegar a revelar tu identidad, dejando así de ser anónimo. Los buscadores están obligados a revelar estas informaciones a los cuerpos de seguridad o pueden ser hackeados por lo que tus datos quedarían expuestos y asociados a ti.

En cambio, en el buscador DuckDuckGo no se recoge ninguna información del usuario, ya que no existe ninguna Ley que obligue a un buscador a recopilar estos datos, por tanto tus búsquedas serán totalmente anónimas ya que no hay forma de relacionarlas contigo.

Un último apunte, como os hemos contado en alguna ocasión existe la posibilidad de navegar de incógnito, pero como señaló Gabriel Weinberg, creador de DuckDuckGo en una entrevista para la cadena CBC, esta forma de navegar no impide que las empresas recolecten nuestros datos, sólo supone que el navegador no registra nuestra actividad en nuestro historial.

El buscador DuckDuckGo cada vez es más utilizado, lo que demuestra la preocupación de los usuarios por su privacidad.