Cómo cancelar una cuenta en Badoo o Meetic

A raíz del escándalo provocado por el hackeo de la base de datos de la web de citas Ashley Madison, son muchos los clientes de otros servicios como Badoo o Meetic que temen que sus datos puedan ser robados, por lo que están intentando borrar sus cuentas en estas plataformas.

En Bórrame.es nos llegan muchas peticiones para eliminar cuentas en Badoo o Meetic y que sus datos no aparezcan en Internet asociados a estos servicios. Somos especialistas en este tipo de acciones y os podemos ayudar a eliminar vuestra cuenta. Son muchos los usuarios que desconocen cómo cancelar sus perfiles.

badoo-meetic

Nuestro equipo de expertos os ayuda a cancelar vuestros perfiles en caso de que no sepáis cómo hacerlo. Nos podéis mandar vuestras consultas al correo info@borrame.es y nos pondremos manos a la obra. También podéis llamar al teléfono 968.902.975 o rellenar este formulario de contacto.

Además de la cancelación de las cuentas de Badoo o Meetic u otros servicios de webs de citas, en Bórrame.es eliminamos de los resultados de Google la información sobre la existencia de vuestros perfiles en estas páginas.

Es importante para conocer qué información sabe de vosotros Internet que os busquéis con vuestro nombre y apellidos, correo electrónico, DNI, teléfono… en los buscadores como Google. Podéis crear alertas de búsqueda para estos parámetros y saber así qué información hay sobre vosotros en la red.

En caso de que descubráis que vuestra pertenencia a Badoo, Meetic u otras webs de citas está entre los resultados de búsqueda y queráis que esta información no sea visible, podéis contactar con nosotros y nos encargaremos de eliminar dicha información del caché de Google.

Puede ocurrir que habiendo borrado vuestra cuenta en estos perfiles, la información siga estando disponible en Google, en este caso también os podemos ayudar a que deje de estar presente en el buscador.

En Bórrame contamos con personal experto en protección de datos y cancelación de información personal en Internet, cuenta en su haber con muchos años de experiencia en este ámbito. Nuestra tasa de éxito es muy alta y nos avalan más de diez años en el mercado.

Spotify cambia su privacidad para conocer más sobre sus usuarios

La aplicación Spotify que permite escuchar música desde nuestros dispositivos conectados a Internet, de forma gratuita con anuncios o por suscripción, ha cambiado sus términos de privacidad en Estados Unidos y en breve lo hará para el resto de los países en los que opera, incluido España. El cambio supone una mayor intromisión en la intimidad de sus usuarios y no ha estado libre de polémicas.

La compañía de origen sueco ha señalado que a partir de ahora accederá, siempre contando con el consentimiento del usuario, a varios datos de nuestro móvil: localización, contactos, aplicaciones de terceros tipo Facebook, Twitter, control de voz, galería de fotos. El objetivo es ofrecer una experiencia más personalizada.

spotify-portada

Desde las asociaciones de defensa de la privacidad han criticado este cambio que consideran una intromisión a la intimidad del usuario. Señalan que la firma sacará un gran beneficio por el manejo de estos datos personales.

Sin embargo desde la compañía señalan que en ningún caso los datos se verán comprometidos, y se usarán para mejorar el servicio. Además, resaltan que siempre se pedirá el consentimiento del usuario para recabar y utilizar esta información.

En un comunicado, su CEO, Daniel EK ha aclarado estos cambios y ha pedido perdón por la confusión generada tras este anuncio de cambio de privacidad. Además ha señalado que desde Spotify están comprometidos al 100% en la protección de la privacidad de sus usuarios y son éstos los que tienen todo el control de su información y datos personales.

Respecto a los cambios en los términos de privacidad ha hecho las siguientes aclaraciones:

El usuario decide si quiere compartir estos datos, si no quiere no está obligado a hacerlo. Seguirá usando el servicio sin problemas, aunque no tendrá acceso a una experiencia más personalizada.

Spotify accederá a la galería de fotos del móvil previo consentimiento, con el fin de facilitar tareas como la creación de una cubierta personalizada para una lista de reproducción o para cambiar la foto de perfil. En ningún caso se escanearán o se importará la galería.

En lo que respecta a la ubicación, todos aquellos usuarios que decidan compartir dicha localización tendrán acceso a una lista de música con recomendaciones sobre lo más escuchado en su área, artistas locales. Siempre podrá revocar este permiso.

El acceso al micrófono del móvil permitirá que en versiones más modernas de la aplicación se pueda manejar el servicio a través de control de voz, para por ejemplo, saltar de una lista de reproducción a otras, detener la reproducción…Este permiso se podrá desactivar cuando desee el usuario.

El acceso a la lista de contactos permitirá más adelante buscar usuarios de Spotify como ya hacen otras aplicaciones a través de nuestra lista de contactos. En ningún caso se escaneará o importará dicha lista sin consentimiento del usuario.

Por último en lo referente a la información personal que se comparte con terceros, se aclara que los datos personales no son compartidos, que sólo se usa este tipo de información para términos de publicidad a la carta.

Privacidad en las webs de citas tipo Ashley Madison o Meetic

Si sois usuarios de webs de citas y queréis mantener vuestros datos personales a buen recaudo, debéis saber que aunque este tipo de servicios prometan vuestro total anonimato, vuestra identidad puede ser revelada. Esto es lo que ha ocurrido con millones de cuentas de Ashley Madison.

Antes de daros algunos consejos sobre cómo resguardar vuestra privacidad y anonimato en este tipo de webs, os ponemos en situación. Unos hackers accedieron a los datos de Ashley Madison, una web estadounidense de citas extramatrimoniales, en la que millones de usuarios están registrados para conseguir citas fuera de su relación de pareja.

ashley-madison

Los hackers que responden al nombre de The Impact Team accedieron a la base de datos con nombres de usuarios, emails, datos bancarios que han hecho pública, destapando así muchas relaciones extramatrimoniales. Los usuarios confiaban en la seguridad de la web, que ésta prometía, asegurando que era 100% privada, sin embargo ahora sus datos se exponen y sus matrimonios pueden verse comprometidos.

Para evitar este tipo de filtraciones y que vuestra intimidad se vea aireada, es importante seguir una serie de consejos a la hora de darse de alta e interactuar en este tipo de webs de citas. Os los contamos a continuación.

La gran mayoría de estas webs de citas no exigen que la dirección de correo electrónico sea verificada, por lo que os recomendamos utilizar direcciones falsas. Muchos usuarios de la web Ashley Madison se han dado de alta con sus correos profesionales, un gran error. Os aconsejamos crear direcciones con una identidad falsa, para que vuestra identidad en caso de que el servicio sea hackeado no se vea expuesta.

En el portal de Internet El Confidencial nos recomiendan instalar un sistema operativo invitado que solo utilizaremos para entrar en estas páginas. Así es más difícil rastrear nuestra navegación y descubrir nuestra identidad. A ello debemos unir ciertas precacuciones, usar buscadores que protejan nuestra privacidad como DuckDuckgo.com y servicios de correo seguros. Evitad correos gmail, yahoo… y aplicaciones de mensajería como WhatsApp, que no son seguras.

Cuidado con los fraudes por pertenecer a Ashley Madison

A raíz de lo acaecido con el hackeo de Ashley Madison están surgiendo una serie de empresas que aseguran que pueden eliminar tus datos de las listas publicadas con correos de los usuarios. Este tipo de servicios son un fraude y las empresas están sacando provecho a este asunto, que para los afectados es muy grave. Ahora mismo es imposible eliminar los datos de los usuarios de las bases de datos hackeadas y publicadas en la web.

Se pueden aplicar medidas paliativas como campañas de reputación con el fin de que esta información quede menos visible en los buscadores. Es muy importante activar sistemas de alertas como las de Google para estar al tanto en el momento en que algo se publique y tener controlado lo que se sabe, pero poco más se puede hacer en la actualidad.

En caso de que vuestros datos personales se hayan visto expuestos podéis acudir a las autoridades de protección de datos que velan por vuestra intimidad. Desde Bórrame os podemos asesorar. Podéis mandarnos un correo a info@borrame.es y exponernos vuestro caso.

Una última recomendación. Muchas de las empresas que están anunciando sitios dónde introduces el email para comprobar si estás o no en la lista, lo que están haciendo es recopilar esta información para construir bases de datos para posteriormente enviarnos spam o vender dichos datos.

Cómo recuperar tu nombre de usuario en Twitter

Escrito por Joaquín Hernández

Si eres un profesional y tienes una cuenta en Twitter, más vale que no pierdas tus credenciales de acceso. ¿Qué ocurre cuando una compañía pierde la posibilidad de acceso a su cuenta de Twitter, y no puede recuperarla? Pérdida de contraseña, pérdida de acceso al correo electrónico con el que se registró la cuenta, olvido de preguntas secretas, etc.

desactivar-twitter

Si esta cuenta tiene como nombre de usuario, su marca comercial (ej: @comercial), se puede hacer algo para recuperarla, o para recuperar al menos ese nombre de usuario, para crear una nueva cuenta.

En principio la recuperación de una cuenta de Twitter, sin los datos de registro es muy difícil, por no decir imposible. Pero hay una puerta abierta para recuperar el nombre de usuario.

Twitter permite la suspensión de cuentas por inactividad, pero simplemente dice que, se podrá eliminar informando de esa inactividad, pero sin muchas más precisiones. Esta información se encuentra en la política de cuentas inactivas. Es en esa política, dónde Twitter nos da la solución exacta a nuestro problema. ¿Qué sucede si una cuenta potencialmente inactiva está usando mi marca comercial como su nombre de usuario o nombre de cuenta? Twitter te reenvía a la política de marcas comerciales.

Lo fácil sería iniciar un procedimiento por inactividad de la cuenta, pero imaginemos que la cuenta no está inactiva. Twitter protege el uso fraudulento de las marcas comerciales: “Se puede considerar una infracción de la política de marcas comerciales el uso del nombre de una compañía o negocio, logo u otros materiales protegidos por marcas registradas que pueda inducir a error o confundir a otras personas en relación con su marca o afiliación comercial”. El uso de una marca comercial registrada, por un tercero, está protegido por la política de marcas.

Se inicia entonces el procedimiento ante Twitter. Se presenta una reclamación por infracción de marca, puesto que parece ser la única opción para recuperar un nombre de usuario (@comercial). Se le proporciona toda la información que solicitan en su formulario, principalmente: datos del reclamante (interesado o representante), información sobre la marca (Certificados de Registro de la OAMI), información de la compañía poseedora de la marca y datos de la cuenta de Twitter.

En un primer momento se actúa como representante, adjuntando un acuerdo de representación, y el resto de documentación solicitada. Parece que todo se resolverá brevemente y Twitter suspenderá la cuenta, y nos proporcionará una solución para recuperar el nombre de usuario (@comercial).

A los días, Twitter reclama de nuevo toda la documentación relevante “Haga clic en el enlace y suba las pruebas documentales que indican que es el propietario de la marca comercial, con una copia de una identificación con foto válida (p. ej., licencia de conducir), o pruebas documentales de que tiene la autoridad para actuar en nombre del propietario de la marca comercial (por ej., un acuerdo de representación, un poder notarial, etc.”). Parece que el acuerdo de representación otorgado por la administración de la empresa no es suficiente para Twitter.

Es entonces cuando se decide que lo mejor es adoptar directamente el papel del interesado. Se inicia la reclamación desde 0, enviando directamente la documentación en nombre de un administrador, con su D.N.I. y el resto de documentación solicitada. Misma respuesta, la documentación no acredita suficientemente para Twitter la titularidad de la marca y nos vuelve a pedir que concretemos. A los cuatro días de esta solicitud de documentación extra, Twitter envía de nuevo un correo electrónico, que lleva por asunto “RECORDATORIO CORDIAL”, “Ten en cuenta que si no recibimos una respuesta tuya en un plazo de cuatro días, supondremos que ya no necesitas ayuda y se cerrará tu solicitud.”

Se decide entonces completar la documentación con la escritura pública de poder otorgada al administrador de dicha empresa (bajo cuyo nombre actuamos). En este momento, parece claro que Twitter va a eliminar esta cuenta, y nos ofrecerá la posibilidad de recuperar ese nombre de usuario.

Pues bien, Twitter decide dar un giro en su argumentación, y responde que se suspende entonces la cuenta por INACTIVIDAD, y no por infracción de marca comercial, después de varias semanas dándonos largas y pidiéndonos más información. La solución finalmente es satisfactoria, puesto que te permite recuperar un nombre de usuario (@comercial), creando una nueva cuenta en Twitter (@comercialTest) a la que le asignarán el nombre de usuario originario, pero eso sí, una cuenta desde 0. Se recupera al menos el nombre de usuario, pero se podría haber agilizado la petición, sin tanta solicitud documental.