Pokémon Go, análisis de su política de privacidad

Pokémon Go de Nintendo se ha convertido en la aplicación de moda este verano. En Bórrame analizamos los términos de su política de privacidad, para conocer qué información personal recopila, cómo la utiliza y cómo podemos borrar dichos datos.

Para poder jugar es necesario dar ciertos permisos que permiten a la APP acceder a cierta información personal. Los expertos en seguridad coinciden en definir su política de privacidad como ambigua y alertan de riesgos para el usuario. Además, nuestros datos permanecerán almacenados en sus servidores aunque nos demos de baja.

Son varios los datos personales que recopila la aplicación, tal y como expone en su política de privacidad. El objetivo es ofrecer una mejor experiencia y un servicio más personalizado. Os los detallamos a continuación.

A la hora de registrarnos en la Aplicación podemos hacerlo a través de nuestro correo electrónico, nuestra cuenta de Google o Facebook o a través del Club de Entrenadores Pokémon. Nos pedirá permiso para acceder a nuestros contactos, lista de amigos, fotos, dirección de correo propia en Google, Facebook. A todo aquello que dichas redes le dejen acceder, según sus términos propios de privacidad.

Para poder crear una cuenta, es obligatorio indicar la fecha de nacimiento. Teniendo en cuenta que no es un juego permitido para menores de 13 años, siempre y cuando no cuenten con el consentimiento paterno, nuestros hijos mayores de 13 años pueden registrarse, exponiendo así sus datos personales. Nintendo asegura que cumple con todas las normativas europeas sobre protección de menores y señala que cuando tenga constancia de que un menor de 13 años ha abierto una cuenta sin consentimiento paterno, procederá a su cierre inmediato.

Una vez registrado, la aplicación almacenará en sus servidores información personal relativa al usuario: nombre, actividad en la aplicación (mensajes que compartimos, lugares que visitamos), país de residencia, idioma. Nuestra recomendación es que nos registremos con un apodo o nombre falso para que no nos puedan identificar.

La aplicación, al igual que realizan otros servicios de este tipo, utiliza cookies y otras herramientas como las balizas web para recopilar información sobre el usuario y su actividad de navegación. El usuario puede desactivar desde el navegador el uso de cookies, pero al hacerlo habrá determinados aspectos del juego que no estarán disponibles. La aplicación no responde al protocolo Do not Track que evita almacenar el historial de navegación.

También recoge automáticamente otra serie de datos personales del usuario: dirección IP, tipo de navegador, sistema operativo, la página web que un usuario visitaba antes de acceder a sus servicios, las páginas o características de sus servicios que visita y el tiempo en esas páginas o características, términos de búsqueda y otras estadísticas. Esta información puede ser cedida a un tercero para mejorar la aplicación. La empresa responsable de Pokémon Go señala que las empresas contratadas se comprometen a cumplir con las leyes de protección de datos europeas.

Pokémon Go necesita acceso a nuestra localización para poder funcionar, estos datos son recopilados y almacenados en sus servidores y pueden compartirse con otros usuarios. Recopila datos sobre la red wifi que estemos utilizando, el GPS.

La compañía también explica que al encontrarse su sede central en Estados Unidos, los datos de sus usuarios serán transferidos a este país y se aplicarán las normas de protección de datos de la administración americana. Si nos negamos a que nuestros datos personales sean transferidos, habrá elementos del juego a los que no podremos acceder.

Si decidimos poner fin a nuestra cuenta, podemos eliminarla, pero la compañía recalca en su política de privacidad que los datos recopilados serán mantenidos en su servidor y en los de terceros con los que se hayan compartido. No aclara el periodo de tiempo que se almacenarán. Señala: se almacenarán por un periodo de tiempo comercialmente razonable, con fines de archivo, y / o de auditoría.

Desde Bórrame os aconsejamos analizar bien los riesgos para vuestra privacidad e intimidad que supone crear una cuenta en este tipo de aplicaciones que no solo almacenan nuestros datos, sino que también los comparten con terceros. Os recordamos que vosotros sois los dueños de vuestra información personal.

Descubre qué sabe Google de tu actividad en Internet

El gigante informático Google ha puesto a disposición de sus usuarios la opción de consultar y controlar su actividad en Internet. Almacena un histórico de tus búsquedas en su buscador, vídeos de Youtube visionados, correos electrónicos recibidos, imágenes compartidas a través de sus servicios.

Como nos explica Google, este servicio nos permite controlar nuestra actividad en nuestra cuenta de usuario. La multinacional guarda un histórico de nuestra actividad, siempre que estamos logueados. Reproducimos su explicación.

Mi Actividad de Google

Tus búsquedas y tu actividad de navegación: guarda las búsquedas y otros datos de navegación, incluido el historial de Chrome y otras aplicaciones. Esto permite obtener mejores resultados de búsqueda en todos los productos de Google.

Sitos a los que vas: guarda la ubicación de los sitios en los que has estado en un mapa que solo tú puedes ver. Esto mejora los resultados de las búsquedas en mapas y las recomendaciones de rutas.

Tus comandos y búsquedas por voz: guarda tus entradas de audio y voz que utilizas en Google. Esto mejora el reconocimiento de audio y de voz.

Vídeos que has buscado en YouTube: guarda tus búsquedas en YouTube. Esto permite obtener mejores resultados de búsqueda y recomendaciones de vídeos.

Vídeos que ves en YouTube: guarda una lista de los vídeos que has visto recientemente en YouTube. Esto permite volver a encontrar estos vídeos de forma rápida y fácil.

Información de tus dispositivos: guarda información como tus contactos, calendarios, aplicaciones y datos de dispositivos. Esta información ayuda a mejorar la precisión y relevancia de los resultados y las sugerencias.

Como ves es mucha la información que sabe de ti Google. En este enlace puedes acceder a tu página “Mi actividad” y configurar las opciones de privacidad que quieras. Puedes eliminar información registrada y evitar que sigan recogiéndose.

El objetivo de esta información es según Google, ofrecer una experiencia personalizada al usuario. Mostrándole búsquedas que le satisfagan, lugares que le interesen, publicidad a la carta. Todo para mejorar su satisfacción y ganar tiempo.