El lado oscuro de Internet: privacidad y ciberseguridad

redessociales-trabajoInternet ha revolucionado nuestra vida, nuestra forma de comunicarnos, nuestra forma de trabajar, facilitándonos muchas cosas y agilizando muchos procesos, pero no todo son cosas buenas, tal y como reconoce uno de sus creadores, el ingeniero Leonard Kleinrock. Internet ha traído con él también su lado oscuro: la renuncia a nuestra privacidad y la desprotección ante ciberataques.

Ambos elementos se han puesto sobre la mesa y son para uno de sus creadores uno de los precios que hemos tenido que pagar para conseguir esta globalización digital. Kleinrock ha hecho estas declaraciones tras ganar el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento.

En su opinión, la privacidad en Internet es ya inexistente, hemos ido entregándola los propios usuarios poco a poco y será muy difícil recuperarla. Además, señala que los internautas no son totalmente conscientes del uso que hacen gobiernos y empresas de sus datos.

Esta visión coincide con la que tienen muchos expertos en Internet que según han declarado en una investigación realizada por el Centro de Investigación Pew Internet and American Life Project, consideran que la privacidad desaparecerá por completo en 2025. En ese año, todos los internautas seremos personas totalmente públicas.

Los expertos en su mayoría señalan que en un futuro muy cercano, el Internet de las cosas se volverá el Internet de todo. Los programadores empezarán a crear algoritmos para medir y predecir los datos, y la privacidad se considerará un fetiche. Además, el estudio remarca que en pocos años, la percepción de privacidad será un tabú de los más viejos. Los jóvenes no tendrán preocupación alguna en ser monitorizados.

Con respecto al otro elemento negativo que resalta Kleinrock, los ciberataques, el problema es que no se idearon sistemas para protegernos de ellos a la vez que se ideaba Internet y todo hace pensar que seguirán incrementándose aunque se busquen sistemas de protección, como el que señala el profesor galardonado, la encriptación homomórfica que busca conseguir que los datos sigan estando encriptados durante su procesamiento, de tal forma que no puedan ser hackeados.

Kleinrock es considerado uno de los padres de Internet, con su teoría matemática de colas logró hace casi 50 años que dos ordenadores distantes cientos de kilómetros se comunicarán entre sí. Ese primer mensaje fue la palabra Login.

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *