Cómo navegar de forma anónima. Consejos de la OSI

La Oficina de Seguridad del Internauta nos da algunos consejos para navegar de forma anónima por Internet, así evitaremos que se registre nuestra actividad en la red y mantendremos protegidos nuestros datos y nuestra identidad. En el post de hoy os resumimos estos consejos.

Antes de contaros qué podemos hacer para navegar de forma anónima en la red, os explicamos cómo se puede conocer nuestra identidad y nuestra interacción en la red (historial de navegación). Cuando navegamos en un dispositivo conectado a Internet, éste tiene asignada una dirección IP, que refleja los datos de la persona que contrató la línea. Las empresas que prestan estos servicios conocen quién hay detrás de cada dirección IP y registran su historial de navegación, es decir qué páginas webs visita.

De este modo se registra nuestra actividad en la red. Si queremos preservar nuestra identidad y nuestra privacidad a la hora de navegar, debemos hacerlo de forma anónima. Podemos usar redes wifi cuyo propietario no seamos nosotros, pero cuidado porque hay ciertas operaciones que es peligroso realizar en una red wifi pública, sobre todo aquellas que requieren compartir nuestros datos bancarios o datos personales de carácter sensible.

Existen otras formas más accesibles para navegar de forma anónima. La OSI nos recomienda las siguientes:

Proxy Web: Son servicios que nos permiten conectarnos a una red sin que se registre nuestra dirección IP, solo habrá constancia de que visitamos dicho proxy, pero no se registrará nuestra navegación a través de él. De este modo mantenemos nuestro anonimato. El inconveniente más importante, tal y como señala la OSI, es que solo sirve para cargar páginas y acceder a servicios web. Entre sus ventajas encontramos la facilidad para acceder a estos servicios, simplemente con hacer una búsqueda en Google, encontraremos muchos proxy webs de uso gratuito.

Servidor Proxy: Funciona como el anterior pero mejora nuestra capacidad de navegación ya que nos permite utilizar otros servicios. También es más complicado de configurar, necesitaremos conocer algunos datos del servidor proxy como su dirección IP y su puerto y debemos configurar nuestro navegador para poder acceder a él.

Red Privada Virtual (VPN): Requiere la instalación de un programa que nos permitirá acceder a estas redes que cifran las comunicaciones de entrada y salida, de tal forma que los servidores de las empresas no conocen los datos del internauta. Su privacidad dependerá de nuestro proveedor de servicios si no almacena registros o si los elimina de forma segura serán anónimos, en caso contrario no seremos del todo invisibles.

Navegar de forma anónima Red Tor

Red Tor: Se trata de un software libre que nos permite conectarnos a una red distribuida por servidores conocidos como “Onion Router” que cifra las comunicaciones y mantiene en el anonimato la identidad del internauta. Conocer las direcciones IP inicial y destino es muy complicado.

Distribuciones especializadas en privacidad: Las más conocidas son Tails y Whonix y utilizan las redes Tor para conseguir esta privacidad.

Todos estos instrumentos nos permitirán mantener nuestro anonimato en la red, pero debemos pagar un precio por ello, entre ellos la menor velocidad a la hora de navegar y renunciar a una navegación personalizada que nos sugiera lo que se conoce como publicidad a la carta.

Snapchat ¿Seguridad y privacidad?

Snapchat es una aplicación que nos permite compartir mensajes, imágenes, vídeos, de manera temporal. Una vez que el tiempo que hemos determinado para que dicha información esté disponible transcurre, ésta desaparece, no queda almacenada en ningún servidor.

Esta seguridad de que nuestros mensajes, imágenes, vídeos desaparecen ha hecho que sea muy utilizada para practicar lo que se conoce como sexting, compartir contenido de carácter sexual o pornográfico. Cuenta con muchos usuarios adolescentes.

snapchat

Sin embargo, ya hay varias empresas de seguridad informática y asociaciones que velan por la privacidad en Internet que han lanzado su voz de alarma. Una de ellas es la web Control parental que avisa que nuestro contenido no está totalmente a salvo de llegar a manos ajenas.

Así, cualquiera de los amigos con los que compartimos mensajes en Snapchat puede hacer una captura de pantalla o grabar el vídeo en otro dispositivo y compartir esa información con terceras personas. Cuando se realiza la captura de pantalla la aplicación avisa al usuario de que se ha producido, pero no hay forma de controlar que dicha captura caiga en manos desconocidas y que nuestra intimidad se vea amenazada.

Además, tal y como exponen los términos de privacidad y uso de la aplicación Snapchat, los responsables de ésta se reservan derechos de uso sobre los mensajes, imágenes y vídeos que hemos compartido.

Por otro lado, está el peligro de que alguien acceda a nuestros datos personales cuando damos permiso para acceder a nuestro Snapchat a aplicaciones externas o Apps de terceros. Según los permisos podemos dar acceso a nuestro material compartido.

Otro de los peligros de Snapchat, es el que encontramos en cualquier otra red social o aplicación, cuando añadimos a nuestra lista de amigos a personas desconocidas que pueden hacer un mal uso de aquello que compartimos con ellas.

Como vemos existen brechas de seguridad y privacidad en Snapchat. El consejos que os damos desde Bórrame es que cuidéis lo que compartís y con quién lo hacéis. Una vez que la información llega a la red es muy difícil controlarla. Si necesitáis ayuda para borrar información que hayáis compartido en Internet no dudéis en consultarnos. Os responderemos en el email info@borrame.es.

Cómo iniciarse en el uso de la nube o cloud computing de forma segura

El uso de la conocida nube, cloud computing o computación en la nube nos permite ahorrar espacio de almacenamiento en nuestros discos duros, a la vez que hace que todos aquellos documentos, vídeos, imágenes que hayamos guardado en ella, estén disponibles desde cualquier dispositivo conectado a la red.

Para hacer un buen uso y evitar que los documentos que guardemos en la nube acaben en manos ajenas sin nuestro permiso, desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) nos han preparado un vídeo explicativo con algunos consejos de cómo dar los primeros pasos en la nube de forma segura.

Hoy en día existen muchos servicios de cloud computing o computación en la nube que ofrecen sus servicios de forma gratuita, a modo de prueba o mediante pago. A la hora de elegir entre uno u otro servicio, la OSI nos recomienda que tengamos muy en cuenta las opciones de privacidad y seguridad que ofrecen y su funcionalidad. No todas ofrecen la misma capacidad de almacenamiento. Si vais a usar la nube para almacenar datos personales, documentos privados, de trabajo, os recomendamos que lo hagáis en aquellos servicios que ofrecen un mayor nivel de seguridad y privacidad.

A la hora de saber el nivel de seguridad del servicio es importante saber qué tipo de información personal recoge de sus usuarios, qué uso hace de estos datos, si los comparten con terceros y qué medidas de seguridad toma para evitar fuga o pérdida de estos datos personales de sus usuarios. Esta información suele estar disponible en las condiciones de uso del servicio o en el apartado de configuración de la privacidad.

Una vez elegido el servicio de la nube que mejor se adapta a nuestras necesidades y seguridad requerida, tendremos que registrarnos en él. Al hacerlo es conveniente tomar ciertas medidas de precaución. Lo más importante es elegir una contraseña segura, en este post anterior os explicamos cómo debe ser, que sea única para este servicio y si podemos, es mejor verificar el registro de forma segura, utilizando lo que se conoce como doble autentificación o verificación.

Una vez que ya hemos realizado el registro, ya podemos disfrutar de las ventajas de la computación en la nube. Pero antes, es importante tomar ciertas precauciones de uso: evita subir a la nube documentos con información sensible, en caso de robo pueden acabar en manos de otros y ver afectada tu intimidad, cifra aquella información que es importante antes de subirla en la nube, es conveniente hacer copias de seguridad de los documentos guardados en la nube para evitar la pérdida de la información y revisa bien que estás compartiendo los documentos y con las personas que deseas antes de hacerlo.

Cómo eliminar fotos y vídeos de Internet

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha publicado una serie de recomendaciones que nos guían a la hora de pedir que fotos o vídeos en los que aparecemos sean eliminados de Internet.

La Agencia nos recuerda que una foto o vídeo de una persona se considera un dato de carácter personal y debe ser tratado como tal. De este modo los aludidos en esa imagen que no hayan dado su consentimiento expreso e informado para su uso y difusión en la red, pueden solicitar que se elimine, desaparezca de Internet, tal y como reconoce la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

¿Cómo debemos actuar cuando encontramos una imagen nuestra en Internet sin que hayamos dado nuestro consentimiento para que fuese publicada? La Agencia nos da los pasos a seguir.

redessociales-logo

Lo primero es comunicarnos con el responsable del sitio web o con la persona que difundió la foto, solicitando que sean atendidos nuestros derechos ARCO, en este caso nuestro derecho a la cancelación de los datos personales.

En caso de que no recibamos una respuesta que nos satisfaga o no obtengamos respuesta en el plazo que establece la Ley, 10 días desde que se recibe la solicitud, podemos recurrir a la Agencia para que interponga lo que se conoce como reclamación de tutela. Para ello debemos obligatoriamente presentar la documentación en la que se demuestra que hemos solicitado la eliminación de las fotos y vídeos y ésta no ha sido atendida.

En los casos en las que las imágenes o vídeos que queremos que desaparezcan de Internet han sido publicados en perfiles, páginas de alguna red social, debemos acudir a los responsables de las mismas. Cada red social tiene un mecanismo para solicitar y denunciar el uso indebido de imágenes, vídeos, información, o la vulneración de nuestra privacidad.

Por ejemplo: Facebook ofrece la opción de denunciar contenido inapropiado, conductas abusivas, vulneraciones del derecho a la protección de datos y el derecho a la intimidad, Google también ofrece una serie de servicios para solicitar la eliminación de contenido que cumpla con las premisas anteriores y su red de vídeo Youtube también permite denunciar vídeos que no respeten estos derechos o vayan en contra de la integridad de la persona, en Twitter también podemos denunciar este abuso, al igual que en Instagram, red en la que podemos denunciar la publicación de fotos personales sin que hayamos dado nuestro consentimiento.

Desde Bórrame os podemos ayudar a realizar todos estos trámites y solicitar por vosotros la eliminación de imágenes, vídeos de la red y representaros ante la Agencia Española de Protección de Datos. Pídenos un presupuesto sin compromiso y tras analizar tu caso os responderemos. También podemos tramitar la eliminación de información personal y gestionar vuestro derecho al olvido.

Cuidado con los virus de WhatsApp, te roban los datos

La Policía Nacional y la organización de consumidores FACUA lleva unos días alertando de una serie de virus que circulan por la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp en la que bajo el reclamo de vales descuentos o tarjetas regalo te piden que rellenes una encuesta. Al hacerlo estás accediendo a un virus que roba tus datos.

En los último días, el gancho para acceder a tu teléfono o dispositivo conectado a la red son unos cupones descuentos para McDonalds y un regalo de una tarjeta SIM con 50 euros. Si picas, tus datos personales que se almacenan en tu dispositivo están en peligro y pueden ser robados. También corre peligro tu cuenta corriente, ya que los delincuentes artífices de estos mensajes, utilizan tu conexión para enviarte SMS Premium que corren a cargo del cliente.

Os mostramos una imagen del aviso lanzado por la Polícia Nacional en su cuenta de Twitter.

Virus WhatsApp

Si has recibido este tipo de mensajes en tus grupos de whatsApp o de algún contacto, comunica a tus amigos que se trata de un virus y las consecuencias que pueda tener, para que frenen así su difusión y avisa a la Policía para que actúen sobre este fraude. La cooperación es muy importante para acabar con estas prácticas ilegales.

El robo de datos personales puede tener consecuencias muy negativas para el dueño de dichos datos, puede ocasionar robos de identidad, uso de los datos para acciones fraudulentas, acciones ilegales…Es muy importante que no caigas en estos reclamos para que tu información no se vea amenazada.

Desde Bórrame os queremos recordar la importancia de desconfiar de todo este tipo de acciones, las empresas cuando utilizan estas vías para realizar sus promociones, lo hacen comunicándolo en sus perfiles sociales oficiales, medios de comunicación o mediante mensajes verificados.

Además es muy importante para mantener a buen recaudo nuestros datos personales, configurar las condiciones de privacidad de nuestros perfiles sociales y aplicaciones instaladas en nuestros aparatos conectados a la red. Si lo hacemos evitaremos que esta información quede a la vista de todos.

En caso de comprobar que tus datos personales han sido robados o están a la vista en Internet, no dudes en contactar con nosotros, te ayudaremos a que desaparezcan de la red. Pídenos un presupuesto sin compromiso y estudiaremos tu caso.

 

Sé legal en Internet. Evita el acoso

La Agencia Española de Protección de Datos ha presentado dos nuevas guías enfocadas a los menores y a los padres y educadores en las que explica la importancia de ser legal en Internet y hacer un buen uso de la red.

legal-internet

La guía “Sé legal en Internet”, está enfocada a los adolescentes con el objeto de que aprendan la necesidad de hacer un buen uso de la red, redes sociales… para que conozcan de primera mano cómo deben tratarse los datos personales para cumplir con la normativa de protección de datos. En ella encontramos ocho fichas didácticas en las que se tratan aspectos como la importancia de los datos personales que se comparten y quién puede verlos, las consecuencias de perder el móvil o de olvidar cerrar la sesión en una red social o las implicaciones de reenviar un vídeo en el que aparecen otras personas, ya sean compañeros o profesores. También hace especial hincapié en prácticas como el ciberbullying, el ciberbaiting, el grooming y el sexting, que pueden llegar a constituir un delito y que pueden provocar consecuencias tremendas como el suicidio de la persona afectada, como ya se ha visto en algunos casos.

Por su parte, “Enséñales a ser legales” está dirigida a padres y educadores y en ella se dan pautas y consejos para que estos colectivos expliquen a los menores cómo actuar legalmente en la red. “Es necesario enseñar a los menores a que no permitan que nadie les acose, a que no participen en el acoso a otras personas, ni consientan que se acose a terceros”.

En consecuencia, el objetivo de ambas guías es concienciar a los adolescentes de los peligros que suponen determinadas prácticas que pueden ser constitutivas de delitos y evitar que los lleven a cabo o propicien con sus acciones que terceras personas delincan. “La finalidad es prevenir que los menores se vean involucrados en situaciones de riesgo que cuando traspasan el mundo offline, debido al efecto multiplicador de la red, producen un daño difícil de reparar”, explica la AEPD en un comunicado.

Las guías han sido elaboradas por la Agencia y han contado con el apoyo de los ministerios de Educación, Justicia, Interior (Secretaría de Estado de Seguridad) e Industria (INCIBE), y las Fiscalías de Menores y Criminalidad Informática.

Estas dos nuevas guías se añaden a las ya publicadas de “No te enredes en Internet” y “Guíales en Internet”, que se engloba dentro del proyecto “Tú decides”, del que ya os hablamos en un post anterior.

La Agencia dispone de un canal de comunicación para familias, profesores y menores que permite contactar mediante correo electrónico (canaljoven@agpd.es), un teléfono específico de atención (901 233 144) y un sistema de WhatsApp (616 172 204) para informar y asesorar sobre cuestiones relacionadas con la privacidad.

Egosurfing ¿Qué es y cómo practicarlo para cuidar nuestra identidad digital?

La mayoría de nosotros hemos practicado egosurfing, ego searching, vanity searching, sin saber lo qué significa. Lo hacemos cada vez que nos buscamos en Internet, en los buscadores como Google, para saber qué dice de nosotros, qué cuenta nuestra identidad digital.

egosurfing

Practicar egosurfing es tan simple como escribir en el campo de búsqueda de Google, Yahoo, Bing… nuestro nombre y apellidos, para saber qué resultados encontramos. Esta práctica, que es aconsejable realizar periódicamente, nos permite tener controlada nuestra identidad digital, qué dice de nosotros Internet, y por tanto nos ayuda a cuidar de nuestra reputación online.

En este vídeo colgado en el canal de Youtube de la Oficina de Seguridad del Internauta nos explican cómo usar el egosurfing para proteger nuestra identidad digital y mantener una buena privacidad online.

Como os hemos contado en post anteriores, Internet sabe de nosotros por lo que nosotros mismos publicamos en la red, lo que publican de nosotros nuestros amigos, familiares y por lo que publican terceras personas.

Al hacer una búsqueda de nuestro nombre y apellidos, encontraremos información sobre nuestros perfiles sociales, información sobre nosotros en blog, webs, redes sociales de otros. Es interesante analizarla y ver si hay algo que nos perjudica o si hay determinados datos o imágenes, información que no queremos que aparezca.

Al analizar la información, si la que queremos que desaparezca está en nuestros perfiles sociales, bastará con eliminarla de ellos, aunque puede ser que haya sido compartida por otros, y ya no tengas el control. Es conveniente revisar las opciones de privacidad de nuestras redes y elegir los niveles que queremos.

Si la información ha sido publicada por amigos, familiares, podemos pedirle que la elimine. Podemos sugerirles, que revisen también sus condiciones de privacidad, y podemos configurar las nuestras para evitar que nos etiqueten en imágenes sin nuestro consentimiento, también podremos eliminar etiquetas.

Por último si la información ha sido publicada por terceras personas, y se trata de datos personales o hechos que vulneran nuestro honor o privacidad, podemos ejercer nuestros derechos ARCO y pedir la cancelación y borrado de dicha información, lo podemos hacer acudiendo directamente a los buscadores y solicitar nuestro derecho al olvido, acudiendo a las webs donde aparece la información y solicitar su eliminación o podéis acudir a Bórrame donde os ayudamos a eliminar dicha información para que deje de estar visible en Internet.

Mantener una buena reputación online y cuidar nuestra identidad digital es importante, ya que evitará sorpresas desagradables, como ser descartados en procesos de selección o que parte de nuestra intimidad esté visible para el mundo.

Google mejora su privacidad

buscador-googleGoogle fue sancionado hace dos años por la Agencia Española de Protección de Datos con 900.000 euros al considerar que no cumplía con las leyes. Además de la sanción, la agencia exigía unos cambios en su política de privacidad. Hoy, se constata que ha habido cambios que la mejoran.

Concretamente, la AEPD señala que se han modificado aspectos en materia de información, consentimiento y ejercicio de derechos por parte de los usuarios y que en un futuro habrá nuevos cambios fruto de las peticiones de este organismo en pro de cumplir la Ley.

Tal y como ha comunicado la Agencia en el pleno del Grupo de Autoridades europeas de protección de datos conocido como GT29, entre los cambios realizados por Google destacan:

  • Creación de un centro de “Información personal y privacidad”, incluido en el enlace “Mi cuenta” de los usuarios de Google, donde se ofrece información adicional y opciones de gestión de la información recogida por la compañía, con algunas posibilidades de gestión también para usuarios no autenticados.
  • Lanzamiento de campañas de recordatorios online que obligan a acceder a la información de privacidad y fijar los parámetros de configuración cuando un usuario accede a algún servicio de Google.
  • Capacidad del usuario de desconectar selectivamente servicios que antes tenía activados de forma obligatoria y a los que se comunicaban datos de su actividad, incluyendo la posibilidad de eliminar completamente su cuenta.
  • Supresión de la limitación de uso de varias cuentas abiertas por un mismo usuario. De esta forma, un usuario puede tener distintas cuentas y evitar la comunicación de datos entre las mismas.
  • La compañía ha incluido un formulario para solicitar el acceso a datos accesible desde la política de privacidad, así como un enlace para ponerse en contacto con la compañía, herramientas para consultar los historiales de actividad y varias formas de acceder al formulario para ejercer el denominado “derecho al olvido”.

Entre las medidas que serán tomadas en un futuro, también a petición de la Agencia, resaltamos: aumentar la lista de servicios con políticas específicas de privacidad y extender las campañas de recordatorios de privacidad tanto a otros productos de Google como a los usuarios de Android.

Además, Google se ha comprometido a mantener un diálogo constante con la Agencia sobre la aplicación de nuevas medidas y a informar de futuros cambios que puedan afectar a la privacidad de los ciudadanos.

En un post anterior ya os informamos que la compañía Google debía cambiar sus términos de privacidad para cumplir con las normativas europeas. Puedes leerlo en este enlace.

Aprende a elegir contraseñas seguras

Desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) han realizado un vídeo que nos ayuda a elegir contraseñas seguras, para evitar que los hackers puedan acceder a nuestros perfiles sociales, redes wifi, teléfonos inteligentes, tablets…De este modo evitaremos robo de datos, fraudes, phishing

Como vemos en el vídeo si apostamos por una contraseña sencilla, los ciber delincuentes tienen varias maneras de descubrirla y acceder así a nuestros servicios online. De este modo nuestros datos, imágenes, vídeos personales… se ven comprometidos y podemos sufrir robos de identidad, fraudes, ser víctimas de delitos en la red.

Para evitar que los hackers sean capaces de descubrir nuestra contraseña es importante apostar por passwords seguras. ¿Y cómo conseguimos una contraseña segura? Es muy sencillo. En el vídeo nos dan algunas pautas a seguir.

Es muy importante apostar por contraseñas seguras y distintas para cada uno de nuestros servicios online. Hemos de tener distintas claves de acceso para el correo electrónico, nuestro perfil de Facebook, Twitter, Tumblr, Pinterest, Instagram…

Al tener varias contraseñas aumenta la dificultad a la hora de recordarlas, por ello en la OSI nos dan un consejo para que nuestra memoria no sufra en exceso. Podemos usar la misma contraseña pero con variantes que incluyan alguna alusión a cada una de nuestras redes.

El ejemplo que nos da la Oficina de Seguridad es usar una frase larga: mi entrada; añadirle alguna mayúscula: Mi entrada; hacer alusión al servicio al que corresponda: Mi entrada para Gmail; añadir algún número: Mi entrada para Gmail de 2015; incluir símbolos especiales: Mi entrada para Gmail de 2015! Si os parecen muy largas -hay en algunos servicios que no nos permite tantos caracteres-, lo mejor es hacerla más corta. La contraseña del ejemplo quedaría MepGd2015!

Con este tipo de passwords, los hackers necesitan hasta 20 siglos para poder descubrirla. Pero para ganar seguridad, es muy importante cambiar estos caracteres cada cierto tiempo, podemos por ejemplo cambiar el número.

En definitiva hemos de buscar contraseñas largas, que contengan números, mayúsculas, minúsculas, caracteres especiales, fáciles de recordar y distintas para cada uno de nuestros servicios y aparatos electrónicos conectados a Internet. Con ellas estaremos protegidos de los ataques.

Acciones a evitar con las fotos que subes a Internet

Como se suele decir una imagen vale más que mil palabras y las fotos que subes a Internet dicen mucho de ti, de ahí que debemos tomar una serie de precauciones para evitar sorpresas desagradables. En el post de hoy os damos algunos consejos que debes aplicar a la hora de compartir tus imágenes en la red.

Piensa antes de compartir y publicar una imagen. Prevenir es curar. Así que antes de subir una imagen a la red pregúntate si puede suponerte algún perjuicio. Nuestro consejo es que no compartas imágenes comprometidas, en actitud inapropiada, aunque lo hagas de modo privado, la imagen puede llegar a terceros que pueden hacer un mal uso de ella.

Cuida la privacidad de tus hijos y la de terceras personas. La intimidad de tus hijos puede verse afectada al compartir sus fotos, podemos exponerlos a peligros que en algunos casos pueden sonar extremos, como que lleguen a manos de pederastas, pero que pueden llegar a ocurrir. Lo mismo ocurre con las fotos que compartes de tus amigos, familiares, conocidos…, estamos usando su imagen y compartiéndola en las redes sin pedir su permiso. Nunca sabemos con exactitud en qué manos y qué usos puede llegar a hacerse de estas imágenes. En un post anterior os contamos como una empresa comercializaba tazas con la foto de menores que han sido compartidas libremente por sus padres y familiares en la red con el fin de concienciar de los peligros que tiene esta acción.

tazas-koppie

No compartas imágenes de las que se puedan extraer datos personales. A veces con las prisas publicamos fotos que llevan en ellas datos referentes a nuestra persona o a terceros. Observa bien la imagen y comprueba que en ella no aparezcan datos personales como matrículas de coche, nombres y apellidos, DNI, teléfonos, datos bancarios… esta información puede llegar a malas manos que usen estos datos para acciones fraudulentas como robos de identidad.

No geolocalices tus fotos. A la hora de compartir una imagen evita hacerlo con la función de geolocalización activada, con ello estamos dando datos de nuestro paradero que deben mantenerse en privado (nuestra dirección de casa, colegio de nuestros hijos, lugar de vacaciones…) y que al publicar nos pueden dar problemas. No es la primera vez que una pareja se rompe al destaparse una mentira a través de una imagen compartida en las redes.

No compartas fotos de tus vacaciones en el momento en que las estás disfrutando, con ellas das información sobre tu paradero y sobre todo muestras que no estás en casa, por lo que te expones a que al llegar a tu domicilio encuentres tu hogar patas arriba, fruto de los ladrones, a los que avisastes inocentemente de que no había nadie en casa.

Cuida tu imagen, no compartas fotos de una fiesta loca o en actitud inapropiada, puede costarte tu puesto de trabajo y puede impedir que encuentres un empleo. Los reclutadores de personal vigilan todo lo que colgamos en Internet, para conocer mejor a los candidatos.

Si estos consejos llegan tarde y ya has compartido imágenes en la red que quieres que desaparezcan, en Bórrame os podemos ayudar a borrarlas de Internet. Contacta con nosotros y te haremos un presupuesto sin compromiso.